Valvanerada 2002 Logroño 2003 la rioja donantes de sangre valvanera monasterio pedro sanz pp

Valvanerada -2002-( No hay tres sin cuatro).

Cuando pregunté hace un tiempo a un colega como veía la Valvanerada de este año, y me contestó " Todo se andará", vi que había algo en esa frase que prometía.
Pues bien, la noche del 27 de abril ha llegado y como no podía ser de otro modo ahí estaba el equipo más bandarra, para hacer acopio de garra y pundonor, ni más ni menos que pagaelpato.com se ponía en ruta, con cinco personas formando parte del mismo.
Como el nº del dorsal era altito, el 290,salimos pasadas las 8,30.

El Ayuntamiento estaba hasta la bandera de personal , y el que daba los mensajes por el magnetofón andaba ofuscado, pues ni se le entendía nada, y cuando se entendía lo que decía la cagaba, es cierto que un mal día lo tiene cualquiera, y la presión era mucha acorde con la responsabilidad del cargo " voceador oficial".

Uno de la cuadrilla tenía los pies ardiendo. No era la mejor forma de empezar, y esto luego tuvo consecuencias terribles.

Y llega nuestra hora y tras unas plegarias a la Valvanera nos ponemos en situación, cuadrados sobre las máquinas, saludando a diestro y siniestro a las multitudes enfervorecidas que saludan a nuestro paso.
Nos dejaron gracias a Dios, salir de Logroño y coger el barrio de Yagüe a cuchillo, casi cerrando el paquete.

Y la ruta hasta Navarrete se hace muy pesada, por caminos de tierra. Y como ya empieza a anochecer, de hecho se llega a Navarrete de noche, los focos que alumbran el paisaje más que ayudar te ciegan, y en otras zonas, no hay más luminosidad que la que te proporciona la luna llena que arriba vigila nuestros movimientos.

Y en Navarrete ovación y vuelta al rueda, tomando un refresco y escopeteados rumbo a Tricio, charla que te charla con el Choche, mi compañero de fatigas y penurias por tierras riojanas.

Y unas parroquianas en la edad del pato, sobre los 15, nos hacen saber que una es una forense fustrada y que a los 18 saldrá de la carcel familiar, comprándose un piso con cuatro amigas y montando una peluquería que será " Peluqueria la Tanny" y estará ubicada en Fuenmayork, mientras vamos contando estrellas y viendo luces naranjas a lo lejos.

Y antes de Tricio te ponen un caldito que te alegra la noche, que en este caso era estupenda pues hacía la temperatura idonea.

Y en Tricio dan unas cazuelitas que no probé, pero que cuando volví en autobus las vi formar parte de las vomitadas de algunos de los que regresaban con nosotros, no se yo si para el estómago es lo más saludable, máxime si se trata de andar y no parar.

Y aquí la cosa se anima porque uno ya ve cercano Arenzana en dónde te preparan unos yogures de platano de cagate lorito, y un trago de zurracapote para quien lo desee.

Y la recta de Baños es un infierno. 
Ves un edificio blanco al fondo de una empresa de embútidos, y la ves tan cerca que al final la recta te supone casi una horita de tiempo,y eso yendo enmachetado soltando gas en las curvas.
Dejando Baños del Río Tobía se pasa a Bobadilla en donde te espera esa cocacolita universal que te pone el nivel justo de gas en la sangre y te permite coger el tonillo vítal.

Y mi compa que empieza a sentir los píes como tizones, con ampollas por doquier surgiendo de manera caótica por la superficie de sus desgraciados píes.
Se trataba de sufrir y expiar nuestros pecados a través del sufrimiento buscando el éxtasis espiritual en ese fluir entre lineas discontinuas y arboles voraces.

A lo largo de la travesía se ven sirenas naranjas, cuerpos de protección cívil, de la guardia cívil, de la cruz roja, sierenas azules y blancas de la policia, el coche escoba.

Los autobuses porteando a los que han caido en esta guerra incruenta.
Y tras llegar a Anguiano sorteando todo el pueblo te endosas un cafecito con unos bizcochitos y pim pam sin parar de gozar y con el cuerpo casí momificado atendiendo quien sabe a que impulsos se deja llevar hacia el destino final.

Son los últimos quince kilómetros que son los peores, porque uno va tomando consciencia de que todo lo bueno se acaba y que la vida es injusta, y que tras tres horas de gozamiento ininterrumpido todo terminará y solo quedará pensar en el próximo año, y entonces disfrutas cada momento.
Y el sol toma posiciones en lo alto de las montañas pintando de naranja las cumbres para luego dar un triple salto mortal hacia el azul insondable y quedarse allí durante unas horas en las cuales ya amenece y empieza a calentarnos a los que vamos rezagados y a eso de las 8,30 seguimos disfrutando del placer de andar y deslizarte viendo pasar lineas discontinuas bajo tus pies.
Pero mi compa no va fino, se escora mucho en las curvas, sin llegar a caerse al suelo, y una vez enumeradas el número de ampollas que superan la docena, sin mencionar el catarro que atesora, la situación es más cómica que otra cosa, pues se me desata la risa tonta, y el hombre no me da un par de yoyas porqué estoy a un metro suyo y a estas alturas de la película eso es un mundo inabarcable para un mortal.
Y todo tiene su final, y tras coger el empalme ese que nunca llegaba, nos hacemos a la idea de que solo quedan cinco kilómetros para llegar y terminar la pesadilla.

A falta de dos kilómetros ya se ve el Santuario y lleno de gozo, te dejas ir arriba y abajo por esas carreteras infectadas de curvas, atraido por el imán de la piedra a lo lejos colgado en la montaña.
Y coronamos juntos de la mano caminando hacia la virgen la última cuesta que supone el final. Entregas la boleta con todo el recorrido que has hecho, te toman el tiempo empleado desde Anguiano, en este caso, tres horas y media, una machada a la vista de la situación, y de los pies del colega que más que pies son melones partidos en cinco catas.
Y arriba esta toda la gente, incluyendo a unos de Santo Domingo que se disfrazan de zulús, y otros que cantan canciones.
Y es tonteria estar en Valvanera y no darle un abrazo.
Y voy para allá. Y en la iglesia un chaval en un banco con la boca abierta está profundamente dormido y una mujer no logra despertarlo ni echandole el agua de la pila bautismal a manos llenas.( pobre crío, acabará siendo misionero o algo peor).

Y la virgen está donde siempre pero algo pasa pues cuando le beso el medallón se me queda de piedra y no se si es porqué ya estaba así de antes o es que era tanta la emoción
Al verme por esos lares. La gente le deja sus dorsales yo le cedo mis lumbares pues me sirven de bastante poco, pero no dice nada, así que no hay trato.

Y toca volver en bus. Y la organización es un puto desastre. Después de la palizita sufrida que te hagan esperar más de una hora para coger un bus es la repera en almibar.
Finalmente nos agenciamos uno con una numeración con uno que anda por ahí nos hace en el billete. Y el autobus es una pena en movimiento. La gente duerme, vomita, se muestra catatónica, se estampa contra las lunas o busca el sueño apoyado en el reposabrazos etc....
Nos dejan en la calle murrieta y punto y final.


Hay aspectos de la marcha que merecen la pena ser comentados:


Mucha gente tiene autentica vocación y al hacer la ofrenda de flores a la virgen uno ve que se trata de un momento importante y emotivo para ellos, y para el que tiene la suerte de verlo.

Hay parejas que hacen los 60 kilómetros de la marcha cogidos de la mano. Prueba de fuego en toda relación que se precie.

Familias enteras de dos y tres generaciones, con niños cogidos de las manos de sus progenitores con un brillo en la mirada que flipas en colores de emoción.

Unos de Sto Domingo que además de andar interpretan canciones al ritmo de pandereta y flauta con sus correspondientes bailables.

La gente que de forma altruista entrega su noche al bienestar de los otros.

Quien te da ánimos cuando no puedes más y a quíen no puedes ni darle las gracias porqué no tienes fuerzas ni para abrir la boca.

Grupos de jovencillos que hacen de esta noche algo memorable en sus cortas vidas.

Personas de todas las condiciones, pesos , volúmenes y formas acometiendo la carretera y llegando vivos y coleando.

Y un sentimiento de unión en una empresa común que solo se ve desde dentro y que merece la pena hacerse al menos una vez, sin cebarse, a tu ritmo, con el lema de mi colega todo se reduce a esto.

" Fluyendo pero reteniendo" de esta forma la Valvanerada será mucho más amena.

VOLVER AL ÍNDICE

valvanerada año 2003