Non ho paura

Salvatores después de concluir su ciclo de tres películas sobre la “Huida” y Nirvana hace ahora esta película nominada a las Oscar y que representará a Italia en el año 2003. cuenta con la participación de Aitana Sánchez Guijón que sorprende con un dominio de la lengua italiana magistral.
La historia ambientada en la región de Apulia es de coge un clinex y goza, porque es bastante triste y acongojante. No pasan muchas cosas. Es algo más surrealista y onírico. Un placer visual servido por esas escenas pictóricas de campos de amarillo trigo cimbreándose por el acoso del viento.
En un recóndito y paupérrimo poblado del sur de Italia residen unas familias, con críos, que juegan entre ellos. Un día casualmente uno de los muchachos descubre en un agujero en la tierra a un niño de su edad, que está retenido contra su voluntad, porque ha sido secuestrado. Se cimenta una relación especial entre los dos jóvenes. Sobrecoge oír al secuestrado decir eso de que está muerto. En manos de otro director la película se hubiese ido por otros derroteros más efectivos, buscando la espectacularidad y morboso de la situación. El director hace un sobrio trabajo de contención, dotado de gran sensibilidad que explota en el final de la cinta. Diego Abatantuono descomunal en todos los aspectos una vez mas. Y los dos críos protagonistas hacen unas interpretaciones memorables. Película recomendable que como pasa siempre es imposible ver en los cines españoles.

CRITICAS DE PELICULAS

dias de futbol

non ho paura

Las normas de la casa de la sidra

21 gramos

8 millas

Carmen

Muerte de un ciclista

Mal gusto

Los educadores



chufo 2004