LA VECINA DE AL LADO (THE GIRL NEXT DOOR)
  DIRECTOR: Luke Greenfield  
 
INTÉRPRETES:
Elisha Cuthbert, Emile Hirsch, Timothy Olyphant, James Remar, Chris Marquette, Paul Dano
 
GÉNERO:
Comedia juvenil
2004


PUNTUACIÓN:
6
   


Para mí esta es una película que se podía haber hecho aún a mayor gloria de la joven actriz Elisha Cuthbert. Y se la merece, porque la chica está de buen ver, de muy buen ver. En cuanto a su calidad como actriz, quizás este no sea el trabajo más propicio para hablar de ello. Pero ni siquiera es ella el eje de la historia tanto como podía serlo.

Esta chica empezó a hacerse conocida, al menos en nuestro país, a raíz de interpretar a la hija de Kiefer Sutherland en la serie de televisión 24, cuyo personaje ha sido uno de los principales en las 3 temporadas que la serie lleva por ahora. Ahí sí que se podía ver algo más de sus dotes interpretativas y por cierto que no lo hacía mal. Se le puede augurar un buen futuro, pero el tiempo lo dirá.

La historia es en parte bastante común y se diferencia bien poco de las últimas comedias de jovenzuelos salidorros que se han puesto de moda últimamente, herederas de las Porky’s y compañía de hace unas décadas. Un chico que está en el último año de instituto, próximo a ir a la universidad, se encuentra un día con una nueva vecina, una chica espectacular que le hará cambiar su vida. De ser un empollón aburrido y soso que nunca se sale del redil, pasará de repente gracias a ella a hacer cosas diferentes que le harán verlo todo de forma distinta. Pero como siempre, no todo es lo que parece y él acaba descubriendo a qué se dedica su enigmática y macizorra vecina y sus amigas… Supongo que los autores pretenden que sea una historia con algún tipo de moraleja, así que la historia puede que no sea tan banal como aparenta.

No tengo muy claro que pueda pasar a la historia del cine por algo en concreto, es decir, sí que lo tengo claro, no hay nada por lo que pueda destacar en un futuro próximo. Ninguno de los actores parece que pueda llegar a ser una futura estrella, a no ser la Cuthbert, que ya casi lo es, pero quien sabe.

Al menos podemos ver hecho realidad, aunque sea en la pantalla, el sueño de que se venga a vivir al lado tuyo una “vecinita” de esas que te quita el hipo cuando pasa a pedirte un poco de sal.

El director Luke Greenfield, ya había destacado (es un decir) por dirigir “Estoy hecho un animal”, pero esta no es ni la mitad de burra y vacía que aquella. Y tampoco te ríes tanto.

 

J.F.K.
 


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO