ENTRE COPAS (Sideways)
  DIRECTOR: Alexander Payne GUIÓN: Alexander Payne & Jim Taylor
  INTÉRPRETES: Paul Giamatti, Thomas Haden Church, Virginia Madsen, Sandra Oh
  GÉNERO: Comedia Dramática 2004


PUNTUACIÓN:
7
 


Es difícil determinar el género al que pertenece esta obra. Tiene parte de comedia sutil y por supuesto de road movie, pero quizás sea la parte dramática la que más trascienda.

El trasfondo de la historia es el mundo del vino, por eso una de las primeras cosas que me han venido a la mente al verla es que está pidiendo a gritos un remake riojano. ¿Porqué los americanos se dedican sistemáticamente a rehacer las películas europeas, tengan éxito o sea una gran película en potencia poniendo un poco más de dinero y al revés no podemos hacerlo? Pues que tomen nota los señores productores.

Y hablando de éxitos, esta película lo ha sido, aunque no es algo que represente su protagonista. Interpretado por Paul Gamiatti, un secundario bastante activo, lo que le convierte en una cara de esas que suena aunque es difícil de situar. Para el que lo quiera ver en acción recomiendo una de sus mejores interpretaciones, en Man on the Moon.

El personaje en cuestión es un americano cuarentón de clase media baja, infelizmente divorciado, por fortuna sin hijos, con una vida social deficiente, un claro sobrepeso, un trabajo que no le satisface y una vocación artística frustrada, en este caso como novelista. Un típico antihéroe meditabundo que ni siquiera tiene la gracia de un Sancho Panza y cuya principal afición por la cata de vinos degenera por momentos en una afición etílica a agarrarse a la botella al mínimo contratiempo.

Como compañero de aventuras tiene a un viejo amigo (Thomas Haden Church) que tiene una relativa fama como actor televisivo y una querencia a las mujeres que le hace perder la cabeza. Este amigo se casa y quiere vivir una última semana de juerga, para lo que eligen los viñedos californianos, donde además de buen vino y buenas bodegas hay, como ya sabemos, buenas mujeres. Ellos se centran en dos, que parecen bastante dispuestas a pasar una semana divertida con ellos, pero las crisis nerviosas de uno y la inevitable tendencia a la mentira del otro harán que las cosas no fluyan con la deseada calma que podían esperar.

A la historia le cuesta arrancar y se ve influida por el espíritu atormentado de su protagonista, lo que quiere decir que Gamiatti hace una gran interpretación, pues te llegas a contagiar de su estado de ánimo decaido.

Cuando aparecen las chiscas, Sandra Oh, que por cierto es la mujer del director (¿enchufe?) y sobre todo Virginia Madsen, que está realmente estupenda simplemente llevando el fluir de la historia.

El guión está escrito por el propio director, Alexander Payne, junto a Jim Taylor y se llevó el Oscar de este año, único premio que ganó de las cinco nominaciones que tenía. También ganaron multitud de premios en festivales por todo el mundo tanto a la mejor película como al director, guión y a sus 3 actores: Gamiatti como protagonista y Haden Church y la Madsen como secundarios.

Para acabar, una referencia al final, que sólo puede ser calificado de…


J.F.K.
 


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO