BE COOL
  DIRECTOR: F. Gary Gray GUIÓN: Peter Steinfeld; basado en la novela de Elmore Leonard
 
INTÉRPRETES:
John Travolta (Chili Palmer), Uma Thurman (Edie Athens), Vince Vaughn (Raji), Cedric The Entertainer (Sin LaSalle), André Benjamin (Dabu), Steven Tyler (Steven Tyler), Christina Milian (Linda Moon), Harvey Keitel (Nick Carr), The Rock (Elliot Wilhelm), Danny DeVito (Martin Weir), Robert Pasterolli (Joe)
 
GÉNERO:
Comedia de mafia
USA 2005

PUNTUACIÓN: puntuacion puntuacion no puntuacion no puntuacion no puntuacion
 

Se le supone la segunda parte de “Cómo conquistar Hollywood”, que tuvo un notable éxito en su momento, pero en realidad es una secuela de esas para sacar más pasta que retoma al personaje del mafioso metido a productor Chili Palmer, interpretado por Travolta y que es más chulo que un ocho, por lo que este actor se siente en su salsa interpretándolo.

Parece más la segunda parte de Pulp Fiction, porque vuelve a juntar a una de las parejas que más marcó en aquella película, Travolta y Uma Thurman. Salvando las distancias, aquí sus personajes tiene muchas similitudes con aquellos, las dos pelis tienen temática gangsteril, aunque estén llevadas de manera distinta y también sean diferentes las motivaciones de los personajes. Lo que más recuerda a Pulp Fiction es que se repite una de las escenas más famosas, diría yo, del cine de los 90, la de los dos actores marcándose un baile super hortera y decadente, pero con mucha gracia. En Be Cool se… ¿repite? ¿parodia? No sabría definirlo, pero vuelven a bailar juntos, a años luz de aquel primer numerito, pero les ha servido para promocionar la película.

El argumento, más de lo mismo: hay gángsters, buenos, malos, chicas, negocios sucios… los ingredientes para poder hacer algo entretenido si se sigue bien la receta y se promociona el producto. La materia base, esto es, los actores, son de lujo. Partiendo de las pequeñas colaboraciones como Danny de Vitto (que además es productor) a grandes pesos pesados de la interpretación, como Harvey Keitel, pasando por estrellas de rock como Steve Tyler y sus Aerosmith o Gene Simmons de Kiss.

A pesar de ser un producto clara y abiertamente comercial, se agradece un reparto de este calibre.

También destacan los guiños y alusiones cinéfilas y musicales, que suponen un aliciente del que está plagada la película. El humor es un tanto chusco y hace la peli poco seria sin llegar a ser una comedia a lo grande.

Dirige F. Gary Gray, que hizo anteriormente The Italian Job, por lo que parece un especialista en esto del cine comercial y las películas ya hechas.


J.F.K.

ENLACES:


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO