AMELIE (LE FABULEUX DESTIN D'AMÉLIE POULAIN)
  DIRECTOR: Jean Pierre Jeunet GUIÓN: Jean Pierre Jeunet & Guillaume Laurant
 
INTÉRPRETES:
Audrey Tautou (Amélie Poulain), Mathieu Kassovitz (Nino Quincampoix), Rufus (Raphaël Poulain, el padre de Amelie), Yolande Moreau (Madeleine Wallace, la portera), Artus de Penguern (Hipólito, el escritor)
 
GÉNERO:
Comedia dramática
Francia, Alemania 2001


PUNTUACIÓN:
8
   


Gloriosamente dulce y dulcemente gloriosa. La sencillez y la complejidad encarnadas en una adorable joven cuyo fin final es hacer feliz a los que le rodean y con sólo 22 años se dedica a ello en cuerpo y alma, pero intentando siempre que nadie se entere.

Trabaja como camarera en un bar de Montmartre y tiene aficiones tan curiosas como recoger piedras planas para poder tirarlas después al Sena haciendo “ranas” o tan mundanas como observar a la gente.

Este personaje está interpretado por Audrey Tautou, actriz muy joven pero ya destacada en Francia y que con este personaje ha trascendido a nivel mundial. Mucho me temo que este personaje irá ya pegado a la carrera de la actriz por muy larga y exitosa que esta sea, que es lo que parece. Curiosamente el director, también guionista, escribió este personaje para Emily Watson, quien lo acabo rechazando por motivos imprecisos.

La retahíla de personajes que se van sucediendo una y otra vez a lo largo de la película es increíble. Cada uno tiene sus matices particulares que lo hacen único e inimitable, desde el déspota tendero al loco pintor, pasando por la portera atormentada o la estanquera hipocondríaca.

Todo ello enmarcado en un mundo que tiene el toque del director, Jean Pierre Jeunet, que ya nos deleitó con trabajos tan singulares como Delicatessen o La Ciudad de los Niños Perdidos y muy alejado de la última cinta que dirigió una superproducción a la americana y de las gordas, Alien: Resurection. Y para que se vea más claro que es un film de Jeunet, también aparece uno de los actores que siempre le acompaña, el peculiar Dominique Pinon.

Del reparto destaca Mathieu Kassovitz que además de actor en varias películas de gran repercusión, como El Quinto Elemento, también ha dirigido obras igualmente importantes, como Los Ríos de Color Púrpura o posteriormente Gothika, con nuestra españolísima Pe.

En cuanto a premios, ha ganado de todo y en todos los sitios, desde los premios del Cine Europeo a los Independent Spirit Awards, pasando también por el Festival de San Sebastián y por los Oscars, con 5 candidaturas de las que no se llevó ninguna ya que En Tierra de Nadie le aguó la fiesta, al igual que ya se lo había hecho en los Globos de Oro. El Goya en España sí que se lo llevó. En los César de su país también le fue bien, aunque hay que decir que en ninguno de estos premios ganó Tatou.

 

J.F.K.
 


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO