ALTA TENSIÓN (HAUTE TENSION)
  DIRECTOR: Alexandre Aja GUIÓN: Alexandre Aja, Grégory Levasseur
 
INTÉRPRETES:
Cécile De France (Marie), Maïwenn Le Besco (Alex), Philippe Nahon (Le tueur), Franck Khalfoun (Jimmy), Andrei Finti (Padre de Álex)
 
GÉNERO:
Terror
Francia 2003

PUNTUACIÓN: puntuacion puntuacion no puntuacion no puntuacion no puntuacion
 

La película empieza de forma estremecedora, con la protagonista corriendo por un bosque siendo perseguida. Después parece ser sólo un sueño, pero no dista de lo que pueda llegar a pasar en realidad una vez llegue junto a su amiga a su destino, una pequeña granja donde esperan encontrar tranquilidad.

Desde un primer momento se nos van mostrando imágenes poco tranquilizadoras y la atmósfera de tensión está conseguida, pero le falta bastante para ser una gran historia, quedándose en una peli de terror al uso. Se queda ahí, en las películas de ese género, que usan más la sangre que entre las que realmente tienen un buen argumento. Aquí hay unas cuantas escenas realmente sangrientas, exageradas, de hecho, pero se ayuda del factor tensión para hacer atractiva la historia. En ese sentido está muy bien contada, pero le falta profundidad. Esto no impidió que fuera una de las grandes triunfadoras del festival de Sitges de ese año, con cuatro premios.

La actriz protagonista, la belga Cecile De France tiene un gran presencia, sabiendo atraer a la cámara, al mismo tiempo que responde sobradamente en las escenas de acción, ya que físico no le falta. Anteriormente hizo en España la coproducción Una Casa de Locos, en la que también era lo más destacable, en un papel muy diferente a este, incluso con una apariencia muy diferente. Todo parece indicar que es una de las actrices jóvenes europeas más prometedoras.

La música ayuda mucho, inquietante y desquiciante en algunos momentos.

Para mí lo que más falla es el malo, al que le falta el carisma, ya que sólo lo vemos como un tipo despiadado. De hecho vemos más de él de lo que sería recomendable. Siempre son mejores esos malos de los que además de saber poco vemos poco. Ojo al final, un tanto confuso pero impactante, que cierra el círculo.

En la producción Euro corp, la productora de Luc Besson.


J.F.K.


Pocas películas francesas llegan a las pantallas de cine Españolas ( Los niños del coro. Taxi Express y poco más), por tanto la proyección de esta cinta es una buena noticia. La película es de miedo, de terror, con algo de gore ( cabezas mutiladas, felaciones necrófilas, y sangre brotando a borbotones).

A una casa perdida en el campo y flanqueada por extensiones de maizales ( guiño quizá a los niños del maíz) llegan de noche dos amigas. En la casa residen los padres y el hermano menor de una de ellas. Comienzan las muertes, las mutilaciones y las persecuciones en un torbellino que durante los ochenta y cinco minutos que dura la cinta, no da apenas un respiro. No es una película coral, pues las dos jovencitas un hombre asqueroso, encarnación del demonio con cuchillo en lugar de tridente y algún que otro secundario son los que se ventilan la película.

La acción que hay es mucha y trepidante. La actriz Cecile de France está perfecta y logra transmitir en todo momento la sensación de agobio y terror permanente en la que está envuelta a su pesar. El director echa mano del gore para mostrar cuerpos mutilados y se corre una orgía de sangre, gracias a toda clase de cuchillos, hachas, alambres y como no podía faltar, la motosierra, emblema del cine de terror sangrante.

En el último cuarto de hora, la película toma brío con un golpe de efecto sorprendente, y bien traído al caso, que hace que el resultado del film brille a un muy alto nivel. En resumen una película de miedo recomendable para quien guste del género. Por cierto, el director se permite el lujo de hacer que Cecile de France se masturbe escuchando música reagge pensando en su amiga y veamos un desnudo de uno de los pibones al tiempo que hidrata su cuerpo. Viva la France y el rollo bollo.

Chufo

 

ENLACES:


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO