9 DÍAS (BAD COMPANY)
  DIRECTOR: Joel Schumacher GUIÓN: Jason Richman, Michael Browning
 
INTÉRPRETES:
Anthony Hopkins (Gaylord Oaks), Chris Rock (Jake Hayes/Kevin Pope), Matthew Marsh (Draga Adjanic), Kerry Washington (Julie), Peter Stormare (Adrik Vas)
 
GÉNERO:
Comedia policial de colegas
USA - República Checa 2002

PUNTUACIÓN: puntuacion no puntuacion no puntuacion no puntuacion no puntuacion
 

Dos agentes de la CIA están trabajando en un caso que tiene implicadas armas nucleares por medio. Ante el asesinato de uno de los agentes unos días antes de que llegue el momento cumbre de la operación, se ven en la tesitura de emplear a su hermano gemelo para no echar al traste el trabajo que ya llevan hecho.

Solamente leyendo el argumento podemos hacernos una idea del producto ante el que estamos. Como más de uno habrá adivinado esta es una película puramente comercial, con unos hechos que sólo son la excusa para mostrar a unos personajes en situaciones límites y darle un poco de espectacularidad. Parte de esto lo logran los magníficos escenarios naturales de Praga, donde fue rodada y que se nos muestran desde el primer minuto de metraje.

Lo cierto es que los elementos del cocktail podían presagiar el resultado: en la producción un experto en mega producciones comerciales, Jerry Bruckheimer, en cuya filmografía hay títulos como Top Gun, Armageddon, Pearl Harbour o Black Hawk derribado; el director, Joel Schumacher, tampoco se queda cojo y 3 entregas de Batman, entre otras, nos dan muestras de ello; los 2 protagonistas son Chris Rock, cuya filmografía se nutre exclusivamente de productos de ese estilo y Anthony Hopkins, el ángulo del cuadrilátero que aporta un mayor contraste, ya que es considerado uno de los mejores actores, pero que en su dilatada carrera ha llegado a hacer de todo.

Esta es una película de manual, un producto hecho siguiendo todos los pasos necesarios para hacer un producto americano genuino. Y uno de los puntos esenciales para conseguirlo, desde que se escribió El Quijote es tener una pareja que se complemente además de tener un marcado contraste. El graciosillo de la pareja es Chris Rock, un cómico americano famoso por su incorrección política que se dedica a hacer lo que sabe, ni más menos. En cuanto a Hopkins, muy serio, en su línea, pero dada su edad las películas con un poco de acción parecen no ser lo suyo. Tienen momentos graciosos, pero en general todo es muy predecible.

Es una especie remake de My Fair Lady, a lo basto, en esta ocasión tienen que convertir a un ratero del tres al cuarto de Nueva York en un experto agente de la CIA involucrado en una misión difícil, peligrosa e… ¿imposible?

Da la impresión de no aportar nada nuevo, es como si todo lo que nos ofrece ya lo hubiéramos visto con anterioridad. Y no una, sino un ciento de veces.

La literalidad en la traducción del título al castellano es una vez más pasmosa. Vale que tenga que ver con el argumento, pero se debería respetar el original ya que el título es parte fundamental en una obra.


J.F.K.


Volver a CRÍTICAS
Volver a CINE
Volver a PAGAELPATO