4ª ETAPA Ponferrada – Vega de Valcarce Km 22-7-00


El día comienza temprano, para los menos madrugadores quizás demasiado temprano, eran las 5:30 y un trasiego de personas y cosas invade el silencio de la macrohabitación, aproximadamente unas 50 personas, y a las 6:30 cuando ya se había hecho de nuevo el silencio en la habitación se le antoja al señor Paco que hay que irse ya. Un pequeño desayuno en el albergue, cola cao y a correr, eso si antes de abandonar el albergue había que hacer una rigurosa fila para fregar los utensilios utilizados en el desayuno y es que todo peregrino es muy aplicado.

Una vez en las calles de Ponferrada y todavía casi de noche a las 6:55 surgen las primeras dudas, de repente desaparecen las señales amarillas y entonces es cuando empieza el proceso de investigación, preguntando a varios nativos todo se soluciona rápidamente y una vez en la pista correcta ya solo queda caminar hasta el lejano punto de destino. En principio este lugar era Villafranca del Bierzo, pero como esto no es una ciencia exacta, nunca se sabe a donde vas a llegar. Después de una hora nos encontramos al "cevillano", un ratito con el, nos cuenta 4 cosas no demasiado importantes (creo recordar algo sobre la independencia que persigue Jerez, joder como estamos) y en un repecho lo dejamos atrás, esta es la primera puñalada del camino, y es que nunca se debe dejar a nadie con la palabra en la boca. Por fin llegamos a Cacabelos, más tarde de lo previsto, allí paramos en un sitio estratégico para almorzar un poco y compartir un raro con los peregrinos. Allí volvió a aparecer el "cevillano", pero cuando se fue a comprar algo para almorzar, lo volvimos a dejar allí tirado y van dos. Después, de camino a Villafranca pillamos un gran grupo de gente, poco a poco vamos cazando y llegamos a Villafranca bastante frescos y a las 12:00 mas o menos, un pequeño descanso y después "al Paco" se le ocurre tirar hasta Pereje, que gran error Don Paco, quedamos en comer en ese pueblo y la verdad es que el sitio lo merecía, a la 1:30 llegamos allí y acampamos literalmente, un bocata de tortilla con su correspondiente refresco de cola (por aquello de no hacer publicidad) y a descansar.

A eso de las 15:30 aparecen los otros integrantes del grupo, creo que haremos juntos gran parte del camino, son dos chicos de Barcelona pero en diferentes situaciones. Les dejamos comer tranquilos y descansar algo y a las 16:00 levantamos el chiringuito con la intención de llegar a Vega de Valcarce a las 18:00, pero Paco empieza con sus molestias y hay que aflojar un poco, para un poco mas tarde de lo previsto llegar al albergue. En la rampa del albergue me junto con otra ampolla y ya he perdido la cuenta, menos mal que por aquí son inofensivas. Luego en el albergue lo de siempre, ducha, un rato para escribir el diario de ruta, se supone que ir a comprar aunque todavía no esta claro.

Después de comprar, a cenar en el albergue, como uno de los catalanes lleva un hornillo compramos varias cosas que no pudimos cenar porque el hornillo en cuestión no termina de quemar bien, pero como la gente de los pueblos por donde pasa el camino es muy amable, pues le cocieron los huevos a Victor (uno de los catalanes) Después de esto un ratito de tertulia y a la camita.


Volver a página principal