Festival Actual 2001
Escenario de Culturas Contemporáneas


MARATÓN DE CINE

La polémica ha llegado a esta edición del Actual y concretamente a la del maratón.

Recién entrados hace unos días en el siglo XXI parece mentira que la censura aún ande haciendo de las suyas y prohiba la proyección de determinadas películas por considerarlas no aptas para ver en salas públicas. Me estoy refiriendo a "Fóllame (Baise moi)" una road movie francesa de alto contenido erótico y violento, según parece. Tanto como para prohibir, de momento, su exhibición en salas comerciales, aunque sea un maratón de cine y a las seis y pico de la mañana, como es este el caso. En fin, que le vamos a hacer. Ejerceremos nuestro derecho al pataleo y a aguantarnos, que si no es peor.

La película que la sustituyó era de risa. Creo que no pertenece al dogma, pero va por ese camino y eso sí, toda la violencia es oral y todo el sexo implícito. También tivimos una política, no censurada. Una de fútbol y jóvenes (los campos de fútbol y las cosas que se ven en ellos sí que son un peligro para la juventud) y otra de gente demasiado joven para ser mayor y demasiado mayor para ser joven, de esa generación perdida que no tiene las cosas muy clara.

Un panorama variopinto para pasar la noche, con un poco de todo y calidad media, aunque demasiado lentas para estarse ocho horas frente a ellas.


PURELY BELTER (¡QUÉ PASADA!)
(Mark Herman, 2000)


El director es el de la conocida "Tocando el viento" y está basada en la una novela, "The season ticket" de Jonathan Tulloch.

Es una película social que trata de los avatares de dos jóvenes que viven en un barrio pobre y hacen lo que sea para conseguir dinero. La asistente social que los lleva hace lo posible para conducirlos por el buen camino, algo complicado. El fútbol, como para muchos segmentos bajos de la sociedad, es la vía de escape para estos chavales y la asistente social aprovecha este punto débil.

Trata sobre la juventud que está llegando al fin de la adolescencia pero la falta de responsabilidades le da libertad para seguir haciendo lo que quieren o en algunos casos lo que pueden, a causa de la falta de recursos económicos. Trata de como cuando no se tiene nada las cosas más insignificantes pueden hacer a uno feliz, aunque estas no sean materiales sino de otro tipo.

Mezcla la comedia y el drama de forma dosificada para que no se derrame por ninguno de los dos extremos, llevandonos de la mano de los jóvenes protagonistas a través de la pobreza y la violencia pero también de los sueños y satisfacciones. Es del estilo de otros cineastas como Ken Loach.

La parte negativa es que en realidad no aporte nada nuevo, nada con lo que quedarse o recordar, por lo cual se pasa un rato divertido-conmovido, pero ahí se queda todo.


FAST FOOD FAST WOMEN
(Amos Kollek, 2000)

Coproducción entre Francia, Italia y Alemania, ambientada en Nueva York y dirigida por un director nacido en Jerusalem en la que se pueden oír hablar varios idiomas distintos.

La protagonista es Anna Thomson, actriz extraña de por sí y que interpreta a una mujer igualmente extraña que parece más mayor de lo que dice ser y que aún así está inmersa en una terrible crisis de edad que unido a sus extravagantes actos y costumbres la conducen a llevar una vida desastrosa trabajando como camarera.

Alrededor de la protagonista se mueven otra serie de personajes dispares y tan raros como ella, mostrando una coloreada paleta de la vida en una Nueva York cosmopolita e imprevisible.

El director y guionista consigue tejer una obra con multitud de tonalidades fuera de lo común que sin embargo crean un conjunto que refleja la vida diaria de un barrio cualquiera reflejando como sus habitantes sobrellevan las relaciones personales, la rutina diaria, el trabajo, el amor y su vida en general, que pese a ser bastante grises se ven coloreadas por la cámara quedando al final una película relativamente positiva, con buen ritmo, sencilla y eficaz.


NUECES PARA EL AMOR
(Alberto Lecchi, 2000)


Drama político ambientado en la Argentina de la dictadura y el Madrid moderno. Habla sobre todo de política y de una historia de amor que se mezcla con la historia de un país cuesta abajo, de la historia política de los últimos veinticinco años durante los cuales los protagonistas van teniendo encuentros y desencuentros, con un amor de idas y venidas físicas aunque no tanto sentimentales, con unas vidas marcadas por los acontecimientos más que por el corazón, que al final es el que nos da la tranquilidad y la felicidad.

Se vive en varias etapas, desde la juventud hasta una época digamos actual. Es increíble el parecido entre los actores que interpretan a los personajes de jóvenes y de mayores. En el caso de los chicos está justificado ya que son los hermanos Gastón y Nicolás Pauls. Las chicas son la consagrada Ariadna Gil y la joven Malena Solda. Los cuatro hacen unos papeles difíciles, de mucho disertar y planos cortos, con una interpretación muy intensa.

Curioso ver a Ariadna Gil con acento argentino.

El director es Alberto Lecchi, un argentino que se ha ido ganando un nombre fuera de su país con buenas producciones.


TOO MUCH FLESH
(Jean-Marc Barr y Pascal Arnold, 2000)

Película rodada con videocámara o algo así. Parece que la fiebre del dogma está invadiendo el cine y ya no importa tanto la calidad como el hacer las cosas. El arte es el arte y no hay que tirar por tierra una obra por que a uno no le guste, pero yo creo que esto no tiene calidad suficiente para ser exhibido en una sala de cine (no sé si llegará a estrenarse). La iluminación brilla por su ausencia, la calidad de la imagen idem de idem y la historia es simple, lineal y sin artificios, como requiere esta corriente. es una producción francesa rodada en inglés.

Una historia de la américa profunda, de un matrimonio no consumado y de un hombre al que no le queda más remedio que buscarse la felicidad en la medida que le sea posible por su cuenta o con ayuda.

La actriz principal es la conocida Rosanna Arquette que hace un papel extraño, otro de los muchos que ha hecho en su carrera, como el resto de la saga familiar. También aparece Elodie Bouchez, una joven actriz francesa sin reparos para rodar cualquier cosa y que se encarga de hacer descubrir cosas nuevas al protagonista.


Ir a Pagaelpato-Principal

Ir a Pagaelpato-Cine

Volver a Pagaelpato-maraton