Festival Actual 1999
Escenario de Culturas Contemporáneas


MARATÓN DE CINE

Desigual edición del maratón en la que los que se fueron a dormir después de comerse el bocata y el caldo, esto es, después de la segunda película, aprovecharían más el tiempo.

Empezó con una comedia belga que consiguió arrebatar las carcajadas de todos los espectadores, aunque la mayoría no tuvieran ni idea de francés, pero esto del humor (el buen humor) es internacional. Después continuamos con una excelente película calmada para reposar, con interpretaciones sobresalientes.

A partir de ahí la cosa cayó. La tercera fue una comedia de la tercera edad con poca acción o quizás mucha para esas edades. Para acabar un documental disparatado y sin pies ni cabeza.

Con lo dicho la nota media se ve elevada por las dos primeras y reducida por las dos segundas, lo que la deja en una nota, claro está, media.


LA CENA DE LOS IDIOTAS
(Francis Veber, 1998)

Unos amigos con mucho tiempo libre se dedican a competir entre ellos para ver quien encuentra al tío más tonto. Después invitan a las víctimas para cenar y reírse de ellos. Pero ya se sabe que el juega con fuego... y menudo quemazo se llevará el "listo". Cuando encuentra a un tipo idiota de verdad y lo invita a cenar la cosa se le irá de las manos. El idiota lo es más de lo que parecía, lo que pasa es que esta vez todo se volverá en contra del cazador cazado.

Tiene escenas para partirse de risa, como una en la que oímos la cinta del contestador automático del idiota.

Está basado en una obra teatral que el propio director había escrito y dirigido en el teatro. Esto se nota pues el escenario casi no varía y la película se sustenta en los actores principales, que pese a no ser muy conocidos en España tienen una amplia carrera de actores. El director es un hombre acostumbrado a las diferentes versiones de sus obras pues ya hizo anteriormente la versión americana de alguna de sus obras rodadas previamente en Europa.

Después del éxito de esta película se está planteando llevarla de nuevo al teatro, así que es fácil que dentro de poco la podamos ver en las tablas, donde la versión original duraba unas dos horas y media que para el cine se han reducido casi a la mitad.


HIGH ART
(Lisa Chodolenko, 1998)

Debut en la dirección de esta directora que hace una recreación íntima y poética de la vida de una mujer joven que no está a gusto con su vida y a la que una vecina artista le descubre un nuevo mundo a sus pies que la arratra irremediablemente.

Representa el fin de una relación agonizante y el nacimiento de otra nueva parándose en aspectos sencillos pero importantes y reflejando aspectos en los que no suelen reparar otras producciones más comerciales.

La historia de amor que se cuenta está basada en una relación homosexual entre dos mujeres, algo que aún hoy casi en el siglo XXI parece tema tabú en el cine y en la vida real. Aquí esto se trata con la normalidad que requeriría siempre, no siendo la parte más importante de la película, sin necesidad explicarlo y como algo que va surgiendo de forma paulatina, como nos enteramos otros gustos y costumbres de los personajes.

Las actrices principales son tres mujeres dispares. Radha Mitchell interpreta a una joven fotógrafa de moda cuya relación hace aguas y que se ve fascinada al descubrir a su vecina. Aún no ha hecho cosas importantes pero el dulce rostro de esta actriz le ha de dar seguro buenos papeles. La vecina, una anteriormente famosa fotógrafa que abandonó su carrera , está interpretada por Ally Sheedy, una actriz perteneciente a aquel grupo de jóvenes actores que se llamó el "Brat Pack" y que no llegó tan lejos como otros compañeros de promoción como Tom Cruise, Matt Dillon, Demi Moore, Emilio Estevez, Kevin Becon, Rob Lowe, Molly Ringwald, Sean Pean, Nicolas Cage o Patrick Swayze entre otros y con los que intervino en éxitos como "El club de los cinco", "St. Elmo, punto de encuentro" o "Juegos de guerra". La tercera en discordia es Patricia Clarkson que interpreta a la novia alcohólica y decadente de la fotógrafa veterana.

Refleja muy bien los sentimientos sin necesidad de escenas escabrosas ni subidas de tono, dándole un aura de dulzura a toda la historia y tratando todos los temas de igual forma.


DESPERTANDO A NED
(Kirk Jones, 1998)


Comedia un tanto tristona sobre un viejete que muere cuando le toca la lotería. Los vecinos del pueblo tienen que pasarse por él para poder cobrar el premio y hacenlo imposible para lograrlo.

La mayor parte de los actores son mayores y hacen gracia aunque su ritmo no sea el adecuado para una comedia de acción y los vemos en situaciones no muy aptas para su edad.

La historia está un poco estirada y de poca cosa se intenta hacer una película más larga que lo que da de sí el argumento. Para que la cosa no decaiga se habla de las relaciones entre los habitantes del pueblo y de como han de salvar todas sus diferencias para acabar con éxito su aventura común.

Muy bueno el final tipo "Delicatessen".


¿QUIÉN MATÓ A KURT COBAIN?
(Nick Broomfield, 1998)

Con todos mis respetos por el trabajo de la gente, este documental da risa. El director Nick Broomfield ya tiene fama de creador de documentales fuera de lo corriente y de personajes muy dispares.

La cosa es que el autor piensa que Kurt Cobain no se suicidó e intenta buscar en todos los lugares que frecuentó pistas sobre quien pudo ser el o la culpable y todo apunta a su mujer, Courtney Love.

Resulta que su mujer es la que tiene los derechos de toda la obra de Nirvana, el grupo de Kurt y como en el documental se le acusa abiertamente de haber matado a su marido, pues ella se niega a ceder los derechos y no se oye ni una sola canción del grupo. ¿Ninguna? Bueno, eso no es del todo cierto. Una tía de Kurt muestra orgullosa a la cámara la grabación de los berridos de su sobrino cuando era niño, asegurando que ya se le veía que iba a llegar lejos mientras oímos algo ininteligible que parece ser Kurt cantando algo de pequeño.

Entre los personajes que se entrevistan hay pocos creíbles. Todos dicen haber conocido a Kurt por causas de lo más dispares: haber compartido camello, haber tocado juntos, asistir a los mismos garitos, etc. La gente tiene un aspecto que no da mucha confianza y parecen estar todos ellos colocados.

Ahí no acaba todo. Se entrevista a un tipo apodado "El Duce" que es cantante de rock porno (¿?) y que asegura que Courney Love le ofreció dinero por matar a su marido. Mientras se sigue rodando el documental y a los pocos días de esa entrevista el tipo aparece muerto en extrañas circunstancias atropellado por un tren. ¿Casualidad?

Pero aún hay cosas más sorprendentes porque los reporteros van a entrevistar al padre de Courney. ¿Qué pasará? Pues para sorpresa de todos el padre acusa a su propia hija diciendo que ella lo mató.

Cosas de ese tipo todo el rato, con una presentación que parece un corresponsal de guerra en plena batalla, sin pies ni cabeza y que merece la pena ver porque es una rareza, pero no porque nos vaya a aportar algo, matara quien matase a Kurt Cobain.


Ir a Pagaelpato-Principal

Ir a Pagaelpato-Cine

Volver a Pagaelpato-maraton